martes

Gato, Ye-yé y Lo que pasa

Gato seguía dormido.

Pasaban los segundos, los minutos, los cuartos, las medias y horas...también cruzaron la mira_nada de la niña: tres moscas, dos aviones con destino Australia y Venezuela, una pelusa suave, un rayo de sol con brisa, un olor a café amargo y un cien pies con con media zapatería andante.
Pero las mas bonitas -pensó Ye-yé- son las botas de Gato.

Y se fue a preparar leche con bizcocho para acercársela a gato a sus bigotes perezZzZzosos.



2 comentarios:

  1. Hola guapisima! aber si quedamos y me invitas a leche y un bizcocho...je
    Rizitos de oro.

    ResponderEliminar
  2. no sabes cuánto extrañé pasear por aquí :)

    ResponderEliminar