viernes

Gato, Ye_yé y la Nómada

El viento era tan fuerte que arrancaba trocitos de nube al cielo.
La noche era tan negra que parecía un bombón de café.
Tenía tanto frío que se congelaban sus facciones en blanco polar, los labios en morado tinto y la nariz en rojo guinda.
Su cara era tan pastel de frutas del bosque que daban ganas de comérsela.

De mayor quería ser nómada.

4 comentarios:

  1. Esa mujer jamás dejará de depilarse las cejas al máximo...

    Curioso dibujo. Es tuyo?

    ResponderEliminar
  2. Yo de mayor también quiero ser nómada

    Un abrazo!!=)

    ResponderEliminar
  3. nómada?
    interesante profesión.

    besos.

    ResponderEliminar
  4. eh, a la muchachilla dan ganas de comersela :)

    ResponderEliminar