jueves

Gato, Ye_yé y la Princesa

No tengo castillo pero me siento reina!
Gato se sonrió y siguió mojando sus bigotes en ese zumo de naranja tan rico.
Ye_ estaba muy feliz y entendía porque a Gato le gustaban los ovillos de lana: Porque eran redondos, como los mejores días!


Cuando sobran las palabras todo es perfecto!

1 comentario: