sábado

Gato, Ye_yé y el Baño

Las colas del baño nunca fueron aburridas.Ye_yé se había comprado una silla para sentarse en un rincón y ver como la gente esperaba o no.
La capacidad que tenían algunas chicas de cruzar las piernas le hacía pensar si todavía existía la mujer de goma, había contado hasta tres vueltas de pierna en una chica morena que le recordaba a un jugadora de baloncesto. También estaban aquellas con el síndrome de la pierna inquieta, que contenían las ganas bailando claqué. De vez en cuando alguien la miraban y le sonreía, sin estirar mucho los labios por miedo a des_contenerse.
El rito era casi siempre el mismo y no se necesitaban muchas palabras, era como el cine mudo: las ganas de entrar proporcionales a la isteria, el intento de colarse miradas fulminantes, el instinto de mujer envidiosa se traducía a análisis completo de la indumentaria de la de al lado, el salir del baño relax en la cara. Todo se reducía a miradas y todo tenia el mismo orden: espera, salida, espejo. Aquella que se miraba mas de tres veces en el espejo y se pintaba después los labios tenia el síndrome de reina de Blancanieves: espejito espejito quien es la mas guapa de este reino?.
Las cuatro paredes de ese baño y Ye_yé habían sido participes de confesiones, de llantos, de mujeres que se cambian los zapatos, de sonrisas y simpatía, de la evolución de la moda, de la droga y del sexo.
Un día Ye_yé tuvo que esperar para poder entrar, ese día la fila india era tan larga que incluso se mezclaba con la de los hombres.
Fue entonces cuando lo encontró.


Mi abuela en año nuevo cocina albóndigas de humo.
Feliz año! ^^

6 comentarios:

  1. Las colas del baño son de lo mejorcito... ;) ¿Por qué, si no, las mujeres íbamos a ir de dos en dos al baño? :p

    ResponderEliminar
  2. feliz 2010....


    y que vivan las colas!

    ResponderEliminar
  3. Las colas me dan un poco de risa y en otras depresión, siempre son más grandes las de niñas, aunque tengo una teoría, si hay fila de chicos y una fila de chicas, el chico le dice a la chica que entre porque sabe que puede esperar o se quiere hacer el valiente, si la chica acepta el chico se enamora de ella, también por valiente. Ojo, no sólo él, también todos los que vienen detrás de él...eso lo he visto muchas veces, seguro que a tu también :P

    Abrazos largos como de cola de baño...

    ResponderEliminar
  4. jaja a mi también me da risa. Mira de que manera se puede conocer a la gente!!
    Aún así, muy lindo, sí señor

    besos :)

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajajaja nunca lo habia leido, aunque sabia de su existencia! me encanta como lo cuentas....yo soy la q se la verdad! jajajaja. Te espero en el barco esta tarde!

    ResponderEliminar