miércoles

Gato, Ye_yé y Los Lovely crêpes


Podían endulzarle la vida de muchas maneras pero decidió ponerle la miel en los labios.



Gato y Ye_yé lo supieron desde el momento que vieron como se conocían en la crêperie "Lovely crêpes" : Ella con todo un armario dis_puesto a luchar contra el frío y la lluvia, unas chanclas de verano en los pies, incapaz de ocultar que era nueva en el lugar, intentaba bajo el agua traducir los ingredientes del crêpe especial de la casa. Él, con pelos desgarbados, no menos ropa que ella y con chanclas en los pies, le habló desde una de las mesas a voces consiguiendo la primera sonrisa.



La despedida también sería en"Lovely crêpes" : Gato y Ye_yé sentados en una mesa comiendo un crêpe de chocolate y con lágrimas en los ojos como si estuviesen viendo el final de los Puentes de Madison. Ella, con botas de agua en los pies, intentaba pedir el crêpe especial de la casa más dulce. El, con botas de montaña en los pies, le habló a voces desde la puerta consiguiendo la ultima sonrisa.



Le gustaba tocarle el pelo, y le acariciaba la cara como si la vida le fuera en ello, le hablaba tan dulce que durante un mes la chica española no necesito comer chocolate.

No tenía miedo de mostrarle hasta la vena mas escondida del motor de su cuerpo, porque sabia que compartian la causa de los latidos. Sabía que el chico de los ojos de océano caminaba descalzo para sentir la tierra, no usaba peine porque nunca quiso ordenarse las ideas, tenia ansias de conocer porque era su forma de construirse y ella creía en eso.


Gato y Ye_yé conocieron el sabor del sexo en aquella isla cuando los ojos océano abrían las piernas de la sonrisa española y hacían gemir los poros de su piel. Cuando ella tenia calor en las bragas y el guiñaba un ojo. Cuando en la noche desaparecían y aparecían una hora mas tarde con risas de complicidad.


Gato y Ye_yé conocieron el mundo de los soñadores en aquella isla y las ganas de hacerlo realidad. El arte y sus expresiones. El compartir y algo del amor...



*más cálculos mecánicos en: http://www.youtube.com/watch?v=L-iR0W4o7N0


7 comentarios:

  1. con botas rojas, anda caminado por el viento del amor...alejado, pero qué más da si por primera vez está sintiendo que ambos se aman...

    Muchos abrazos voladores

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! Ahora tengo hambre... Me apetece visitar Lovely crepes... =)

    ResponderEliminar
  3. Me doy cuenta de que plasmas tu vida en la historia de yeye y gato, aunque cambias las situaciones y mezclas las historias =D
    tecueme

    ResponderEliminar
  4. Volveremos? Me gusta tu historia, tu sonrisa y ese mes en la isla!que te gusta un crêpe con fresitas y choco caliente!

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajaja!!!

    Claro que volveremos, sabes que nuestra vuelta al mundo no será en ochenta días vamos a tener el tiempo que queramos para poder ir a los lovely crêpes!

    que te gusta a ti!!! :D

    ResponderEliminar
  6. Uoh quiero leer más de Gato y Ye_yé así que me pasaré más por aquí


    piruletas
    rosas

    ResponderEliminar