sábado

"El cariño como los aviones no tiene espejos retrovisores"

Tiene pliegues de sabiduría en la cara y bolsas de pensamientos debajo de las pestañas inferiores.
Se sienta en el banco de la estación, con cuidado, primero apoyando todo el peso en el bastón, al que ha enseñado a resistir con el paso de los años, después suelta un quejido y un crujido de huesos sin calcio.
Observa la energía que irradia la gente que deambula por la estación. Los años han ido llegando a su vida y él ha ido llegando a su soledad.
Una soledad que se pega a su alma sin efectos negativos, porque tiene una biblioteca de sentimientos y una biblioteca de personas.
Va a la estación o pasea en la linea 6 de autobús durante horas cuando quiere añadir alguna nueva publicación a su colección, alguna nueva sonrisa, alguna nueva inquietud, una nueva tristeza, una nueva idea brillante... y así se le va aclarando el pelo y llenando el corazón.
No irrumpe en la vida de nadie solo mira como aquel que no mira.
Y aprecia la naturaleza humana, la esencia humana.














Lista de la compra:

*Un recuerdo improvisado: Festivalino 2010 debut de "Las imprevistas" .
*Una biblioteca de personas, músicos y artistas que me meto en el bolsillo y que compartimos risas en "Albergue la alegría".







9 comentarios:

  1. Que bonito sería si al entrar en años, consiguieramos mantener ese espíritu tan puro de observar las cosas y guardarnoslas para nosotros, de no molestar a nadie y sabernos felices con lo poquito que tenemos, sabedores de que cada etapa tiene su momento y sus personas, y que aunque ellas ya no estén, siempre nos quedará su recuerdo.

    Me ha parecido verlo caminar, cerca de la parada de la línea 7, la que lleva hasta la plaza de las palomas. ¿Crees que les echará algo de comer?

    Un saludo = )

    ResponderEliminar
  2. Por dios, que post tan bonito! qué forma más bonita de describir a un abuelo, en serio que si, casi has entrado en la poesía de una forma tan bonita...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita :)
    Te dejo aqui mi lista de la compra para que me lo traigas:

    - 1 sonrisa de ojos azules.
    - 1 bozal para escucharte en tu silencio.
    - Y 1 juego de alas para estrenar.

    ResponderEliminar
  4. lego como se fue,sin aviso,casi sin notarlo;despacito sin perturbar la calma del mundo;con la sonrisa puesta y nada mas...andando su caminito de un loco que mas tarde lo recorreria algun sabio,


    uooo, ha llegado la primavera a tu blog^^

    ResponderEliminar
  5. Me está amaneciendo y me sorprende el sol, aquí, leyéndote con música que me cala. Tanta sensibilidad en tus palabras y en el paisaje urbano teñido de luces naranjas que me rodea, es más que un regalo. Mejor no puede empezar el día.

    ResponderEliminar
  6. Y pasa por la vida tranquilamente, aceptando que las cosas pasan y tratando de aprovechar el tiempo que le queda. Lo triste de todo esto es que, en muchos casos, es cuando nos queda poco tiempo cuando decidimos aprovechar nuestras vidas.
    Un beso (:

    ResponderEliminar
  7. Esa apreciación a la esencia humana solo llega con los años, creo yo.
    muy bonito :)

    saludos!

    ResponderEliminar
  8. Por lo que veo, ya ha pasado tiempo desde esta publicación. No sé si has mejorado con el paso de este tiempo, pero me parece increíble.
    Nos quejamos por el paso de los años y sin embargo, cuanto más pasan, cuanto más viajan, más nos damos cuenta de que somos únicos, de la vida nos adora. Que somos la esencia humana.

    ResponderEliminar