martes

Ye_ye y sus heroinas


En el 4L de camino a casa la madre habría las ventanillas para que no se condensaran en los cristales aquel exceso de palabras.
La pequeña asomaba la cabeza entre los asientos del conductor y el copiloto. Con sus labios de fresa quemados por el frío de la mañana contaba a su madre hasta el ultimo punto de las ies de las historias de su día.
Le encantaba ese coche y su madre.


*más borrones y cuentas nuevas en:http://www.youtube.com/watch?v=_BsZt_3MifU

3 comentarios:

  1. Nosotros nos poníamos los cuatro a cantar en el supermirafiorit de mi padre... y pasábamos de hoja tan ricamente...

    Lástima que ahora sea más difícil...

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Yo en el coche cuando era pequeña iba contándole cuentos a mis padres, segun las cosas que viera por la ventanilla
    y ahora a esperar a ver que hará mi hermano cuando crezca jjaja

    ResponderEliminar
  3. recuerdo este ultimo verano que lo pasaba fatal porque no debiamos abrir las ventanas del coche, se gastaba más gasolina y lo mejor es que no tenía aire acondicionado, el coche estaba muy desgastadito el pobre, pero habia un mecanismo que la co_pilota siempre hacía funcionar como arte de magia...y yo lo celebraba al grito de "¡¡ambiente!!¡¡ambiente!!" pero sin duda no cambiaria ese viaje en coche.
    Fuera de anécdotas...esa madre y ese coche sin duda eran uno! lástima!

    ResponderEliminar