miércoles

Ye_yé y Losueñosdulcescomolamiel


El bamboleo de las blusas que toman el fresco en la calle me demostró que no solo las caricias se cuelan bajo la ropa, que el aire también le susurra a los hilos de tus jerseys.
Desde ese día acostumbré a perderme entre las coladas y los tendales de tu última lavadora. En voz bajita siempre hablando con el pijama, yo me invento historias que la brisa le cuela por su algodón y tu piel respira mientras duermes.


Aun no se si funciona, pero puede que tenga el secreto de los sueños dulces.



*más ropa tendida, menos en el cuerpo y muchas camisas de caricias en: http://www.youtube.com/watch?v=Jzsr6rLFayk&feature=related

6 comentarios:

  1. Es el viento es muy picarón, querida...

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito... Me invade la nostalgia...
    Te sigo

    ResponderEliminar
  3. que cotidiano...

    me llevo dulzura.

    un beso

    ResponderEliminar
  4. prestame un pijama, a ver que me cuenta..

    ResponderEliminar
  5. Mi Lennon tiene el secreto de los sueños dulces pero no lo comparte conmigo...

    ResponderEliminar